Un especialista despeja todas las dudas sobre la aparición de yacarés en Tucumán

Surgió un nuevo indicio de la presencia de yacarés en nuestra provincia. En las últimas horas se viralizaron a través de las redes sociales fotografías y videos de un grupo de jóvenes cazando a un caimán, al parecer de más de dos metros, en el este de la provincia.


Al parecer, a este ejemplar lo habrían matado en una laguna de la zona de Santa Bárbara o Los Aguirres, muy cercana a la capital tucumana. Por estas imágenes muchos usuarios repudiaron la actitud de los jóvenes cazadores.

El doctor en Biología Gustavo Scrocchi describió los hábitos del 'Caiman latirostris' y brindó información a la población sobre cómo actuar en caso de detectar su presencia.

 La especie que vive en ese lugar y áreas cercanas es Caiman latirostris conocido como yacaré ñato, yacaré overo o yacaré de hocico ancho. Son animales de hábitos anfibios, que usan las regiones de costa para asolearse, anidar y, ocasionalmente cazar, pero preferentemente cazan, comen, se aparean y casi todo su tiempo lo pasan en el agua. Esta especie vive preferentemente en lugares de aguas tranquilas, como bañados, lagunas y cuerpos de agua de ese estilo, aunque pueden encontrarse en las cercanías de ríos grandes. Se conoce en Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero, donde tiene una distribución mayor que la otra especie que vive en Argentina, Caiman yacaré.

Se alimenta de otros animales, desde invertebrados como caracoles e insectos, hasta culebras, lagartijas, peces, y mamíferos. Lógicamente, a medida que crece las presas aumentan de tamaño. La hembra hace un nido en forma de una pila grande de restos vegetales y coloca los huevos (pueden llegar hasta 50 o 60) en un hueco que hace en el centro. Después los tapa con ramas y tierra y el proceso de fermentación unido al calor del verano hacen que se desarrollen.

La hembra cuida el nido y también a los juveniles hasta cerca de un año. Esto es importante para su supervivencia, ya que varios animales se alimentan de los huevos y juveniles (hurones, lagartos grandes, aves). Los animales jóvenes son presa de grandes felinos o de serpientes acuáticas y se conoce que el canibalismo no es raro. Cuando los lugares disponibles para vivir están cerca de las habitaciones humanas, no tienen problemas en acercarse. Son animales huidizos que normalmente huyen ante la presencia humana, pero si se acostumbran, pueden causar accidentes.
Quienes viven en zonas donde existen estos animales deben aprender a reconocer las señales de su presencia para evitar accidentes. Pueden verse "caminos" en el borde del agua donde la vegetación aparece achatada por el paso de los animales, se debe aprender a reconocer los nidos, y una vez que se conozca la ubicación de algún ejemplar, llamar a las autoridades para su remoción.

Hay que mencionar que existe una ley de fauna en nuestra provincia y que todo cazador debe contar con los permisos correspondientes. Se entiende que un animal de las características del que se muestra en las fotos cause temor, pero lo mejor es no tratar de cazarlo y dar conocimiento a las autoridades correspondientes.

Por otra parte, creo que la exposición de un animal muerto como un "trofeo" al que se le hacen todo tipo de "bromas" es de pésimo gusto y las imágenes en lugar de ser mostradas por la prensa deberían ser repudiadas tanto por la prensa como por el público.

Años atrás, la Dirección de Recursos Naturales de la provincia había pedido a los tucumanos que informen la presencia de estos animales para comenzar a controlarlos. Sin embargo, nunca se realizaron denuncias y los yacarés se empezaron a multiplicar.

 

FUENTE | www.eltucumano.com/noticia/actualidad/249607/especialista-despeja-todas-dudas-sobre-aparicion-yacares-tucuman

www.lagaceta.com.ar/nota/776200/actualidad/aparicion-otro-yacare-genero-sorpresa-tucuman.html