El uso de realidad aumentada por la policía holandesa ya ha sido probado en un nuevo programa piloto. Olvídate de CSI, estos sí que pillan pruebas.

El sistema consta de una cámara que los agentes llevan en el hombro, y que retransmite toda la escena a un equipo de expertos forenses; este grupo puede analizar el vídeo en tiempo real y marcar zonas, añadir notas y solicitar más información.

Por ejemplo, pueden marcar una botella con una flecha y añadir una nota para que el equipo la procese; también pueden solicitar la comprobación de huellas en ciertas zonas, buscar ADN y más. Los agentes verán esas órdenes en sus dispositivos

Así, el agente tiene a su disposición un equipo de expertos que está a kilómetros de distancia. Dependiendo del caso, incluso es posible pedir opinión a especialistas en ciertos campos como la química.


Fuente | http://www.omicrono.com/2016/11/uso-de-realidad-aumentada-por-la-policia/